POLLO DEL CENTRO

El día 26 de abril 2011 fue un día de sorpresa y alegría: se descubre que en el recinto educativo ha eclosionado un pollo de buitre leonado de su huevo! Es el primer pollo nacido en el Centro y la cría no fue intencionada ya que no se trata de un centro cría. El hecho es sensacional ya que demuestra que la pequeña colonia de 5 parejas buitres leonados inválidos y no liberables, entre 2 parejas de buitres negros, se ha adaptado perfectamente a su recinto y que las innumerables visitas de escuelas, familias y turistas no han impedido una exitosa incubación del huevo. Al ser el primer pollo de la pareja no se intervino en el nido por parte de los cuidadores para no influir negativamente en los padres. Desde el observatorio se vio que la pareja se volcó en cuidarlo, cebarlo, calentarlo y protegerlo. Sin embargo, al cabo de dos meses y medio la madre empezó mostrar menos preocupación, quizás porque el pollo empezó a desplazarse del nido y a descansar por otros lugares del recinto. El padre si lo cebó y protegió en cualquier lugar del recinto y varias veces se le vio defenderlo ante los acercamientos de los buitres negros. Aún así, el día 16 de Julio el pollo recibió un ataque por parte de una de las parejas de buitres negros en el que su padre no intervino y los cuidadores, al escuchar los ruidos del corral, espantaron a los buitres negros y reconocieron que el pollo por suerte no ha sufrido más que unos rasguños aunque si estaba bajo de peso. A partir de este momento se le ayudó al padre dando al pollo comida suplementaria hasta que se vio que con el tiempo había aprendido a comer solo. Hasta entonces se le controló el peso y cuando con más de 4 meses, como es natural, hizo ejercicios para fortalecer la musculatura de sus grandes alas y empezó a elevarse ya 10 cm del suelo, se capturó y trasladó a la jaula de vuelo. La captura esta vez fue nocturna ya que al tener mayor movilidad y no gustarle el procedimiento de tomarle el peso, ya no se dejó coger de día como antes. En la jaula de vuelo se le puso de compañía a VIGO, un joven buitre leonado “impregnado al hombre”, con plena capacidad de vuelo, pero no liberable por su impregnación.
Actualmente, el pollo ya es adoptado por Sofía Araceli Gómez Olmos, hija de la familia de herreros de Juan Gomez, de Campanet, por lo cual fue bautizado “HEFESTO”. Es el patrón de los herreros y antiguo dios griego del fuego y de los herreros.
Gracias a Sofia y su familia por el apadrinamiento, un regalo de los padrinos, que ayuda en el mantenimiento de los buitres en el recinto educativo.

Anuncios